Octavas Cromáticas en 1ª posición

 
Aunque soy más partidario de hacer ejercicios puramente musicales que técnicos, este es uno de los pocos que llevo haciendo y enseñando media vida porque realmente funciona.

Se trata de tocar la escala cromática en octavas en la primera posición, lo que quiere decir que cada dedo solo toca en el traste que le corresponde, sin cruzarlos en ningún momento. Los números de los dedos y los trastes coinciden, es muy fácil de recordar.

Tócalo todo en sentido ascendente, como se ve en la partitura, para después descender.
Una primera variación consistiría tan solo en invertir el orden de los intervalos, primero la octava aguda y luego la grave. Otro modo de practicar algo más exigente, sería tocando las dos notas simultáneamente.

Cuando puedas hacer todo esto suavemente puedes improvisar con esta idea:

• Juega con el orden de los intervalos
• Utiliza diferentes ritmos
• No toques como un autómata, haz que sea rico en matices, timbres y dinámicas, toca rubato, pizzicato, vibrato, cualquier cosa que se te ocurra.

Es una práctica que favorece la independencia, elasticidad y fuerza de los dedos.
Si pones atención a los nombres de las notas en los cuatro primeros trastes, también habrás aprendido un tercio de todo el mástil, idea nada desdeñable.
Si además te implicas lo suficiente, convertirás el ejercicio en un acto creativo.

No está mal ¿verdad?

 

Octavas Cromáticas en 1ª posición

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s