Acordes nuevos al 25%

 
En esta lección te quiero mostrar una forma lógica y práctica de expandir tu vocabulario de acordes. Para ello, has de evitar el método tradicional de aprenderlos como posiciones fijas. Por el contrario, has de tomar un acorde que conozcas bien e identificar sus intervalos. Yo recomiendo empezar por un acorde dominante, por ejemplo C7, Drop 3 con fundamental en la 6ª cuerda. Así, los sonidos de grave a agudo resultan: R b7 3 5

Ahora ¿Cual sería el menor cambio posible que puedes hacer a este acorde? La respuesta es: mover una sola de sus notas un semitono. Y ese va a ser precisamente el proceso. Tomar un patrón familiar y reconocible y alterarlo para generar otro nuevo. Lo cierto es que si conoces bien el acorde de partida, ya sabes el 75% de los nuevos acordes que obtengas, y el 25% restante está a distancia de un traste de la posición original. Algo totalmente manejable.

En estos primeros diagramas he incluído el voicing de C7 y después he procedido a bajar y subir cada uno de los 4 sonidos que lo componen. Importante: En los casos que desplazo la tónica, he optado por mantenerla en C, para ayudar a ver más claramente el cambio en comparación con el resto de posiciones. En el fondo, esta acción equivaldría a subir o bajar 3ª,5ª y 7ª simultáneamente, pero siempre es preferible pensar en mover una sola nota, que tres.

Estos son los acordes que resultan:

•  Baja la 3ª: Cm7
•  Baja la 5ª: C7b5
•  Baja la 7ª C6
•  Baja la fundamental: CΔ7 Sus4 #5
•  Sube la 3ª: C7 Sus4
•  Sube la 5ª C7 #5
•  Sube la 7ª: CΔ7
•  Sube la Fundamental: Cº7

C7

En el segundo ejemplo toma CΔ7 (obtenido al mover la 7ª del acorde C7) y aplícale exactamente el mismo proceso:

•  Baja la 3ª: CmΔ7
•  Baja la 5ª: CΔ7#11
•  Baja la 7ª: C7
•  Baja la Fundamental: C Sus4 #5
•  Sube la 3ª: CΔ7 Sus4
•  Sube la 5ª CΔ7 #5
•  Sube la 7ª: C
•  Sube la Fundamental: Cø7

CΔ7

Por último, y para completar las tres grandes familias de acordes (Mayor, Menor y Dominante) el acorde Cm7 genera todas estas opciones:

•  Baja la 3ª: C7 Sus2
•  Baja la 5ª: Cø7
•  Baja la 7ª Cm6
•  Baja la Fundamental: CΔ7 #5
•  Sube la 3ª: C7
•  Sube la 5ª Cm7 #5
•  Sube la 7ª: CmΔ7
•  Sube la Fundamental: C Sus2 b5

m7

 

Un buen trabajo sería ver en que familia de acordes encajan los que sean nuevos para ti. Observa de que escalas pueden derivar para usarlos en un contexto real, ya sea acompañando o sustituyendo al original. Por ejemplo, en un compás en C7  puedes ceder la mitad del ritmo armónico a un C7 Sus4, y en caso de tener un CΔ7 podrías directamente sustituirlo por  C6.

Todos estos acordes y sus voicings, son de relativa facilidad en su digitación. Cada uno de ellos cumple su función en determinadas armonías. Quizá descubrir como suenan te haga plantearte estudiar algo de armonía o si ya los conoces teóricamente puedes empezar a emplearlos de verdad en tu música. Por supuesto, este mismo concepto se puede llevar a diferentes voicings, otros grupos de cuerdas y sus inversiones. También puedes repetir todo el proceso partiendo de otros acordes que te sean familiares. Pero antes de perderte en un océano de opciones y no sacar demasiado en claro, aprende estos movimientos básicos y sácale el máximo partido a ese 25%.

¡Buena suerte!